SALA DE REHABILITACIÓN DE BASE COMUNITARIA

 

El modelo de rehabilitación integral a nivel de los equipos de atención primaria se encuentra enmarcado en una estrategia de rehabilitación basada en la comunidad, lo que constituye una  equiparación de oportunidades e integración social de todas las personas con discapacidad, de sus familias y comunidades como así también de los servicios de salud, educativo, social y de carácter laboral correspondiente.

El desarrollo de la Rehabilitación con Base Comunitaria (RBC) en Chile, se define como un modelo que dé cuenta del desarrollo obtenido en salud, del trabajo local en el municipio, incorporando servicios clínicos, trabajo comunitario e intersectorial en una red de servicios secundarios   y terciarios.

El proceso de rehabilitación tiene como objetivo final la inclusión social que se refiere a los vínculos  que los individuos establecen con su medio ambiente social, cultural y familiar y en este último es donde precisamos de múltiples actividades que dan sentido a la vida de las personas en sus actividades de la vida diaria.

El equipo rehabilitador pasa a ser un equipo que asesora y traspasa su conocimiento para el desarrollo de las personas y comunidad en el manejo de su discapacidad, esto implica un cambio fundamental en la relación que se establece con las  personas y sus diferentes necesidades junto a sus familias y comunidad a la que pertenecen. Este nuevo desafío requiere un enfoque biosicosocial y competencias en el campo de la epidemiologia social, trabajo en equipo, trabajo con las familias, trabajo comunitario y en red, gestión de proyectos locales  y conocimiento sobre políticas públicas.

Antes del año 2015 nuestro CESFAM “Jorge del Campo Amaro “contaba con una sala de rehabilitación establecida, pero no reconocida y con escasa implementación. A partir de enero del 2015 se firma el convenio de Sala RI (Rehabilitación Integral) dando mayor énfasis a la rehabilitación física a través de un enfoque biomédico y con una población menor. En el transcurso del año nuestros usuarios se sintieron satisfechos por la atención recibida comenzando a promover las actividades de la sala de RI, aumentando así los ingresos a ésta.

 

Durante el primer semestre de ese año, se logró la adjudicación de un proyecto financiado a través del Programa de Buenas Prácticas, mediante el cual fue posible implementar nuestra actual sala de RBC que comienza como tal en enero de 2016, dando un enfoque biopsicosocial con fuerte trabajo comunitario e intersectorial.

El trabajo con personas en situación de discapacidad independiente de su sexo, edad y diagnóstico no se realiza solo con ellos sino también con sus familias y/o cuidadores de tal manera que son participantes activos en la recuperación del usuario ayudándolo a desarrollar destrezas y habilidades personal realizando actividades de consejería, educaciones, talleres, diagnóstico participativo y visitas domiciliarias, esto último con el fin de evaluar el entorno en el que viven y como éste pudiera dificultar sus avances.

Contamos con un equipo multidisciplinario al cual acudimos para coordinar redes tanto nivel local como municipal.

A través de talleres y educaciones se busca una participación activa y dinámica para establecer una comunicación de confianza aclarando dudas que puedan tener los usuarios, familias y/o cuidadores, instancia en la cual se comparten experiencias lo que contribuye a la sociabilidad y al sentimiento de no estar solos elevando así su autoestima.

Los objetivos de la Sala de Rehabilitación de Base Comunitaria son:

  • Desarrollar estrategias de rehabilitación integral a personas en situación de discapacidad bajo un enfoque biosicosocial.
  • Asumir en su totalidad a las personas en situación de discapacidad leve, transitoria o permanente y el manejo de ellas con sus familias.
  • Apoyar la resolución en Atención Primaria de Salud de los síndromes dolorosos de origen osteomusculares.
  • Apoyar el desarrollo de redes y el trabajo intersectorial.
  • Desarrollar programas de educación y prevención de discapacidades con grupos de riesgo, en particular con el adulto mayor, promocionando la actividad física y manteniendo su funcionalidad a lo largo del ciclo vital.

Dentro de a las tareas designadas para el equipo de rehabilitación, se describen las siguientes:

  • Establecer Plan de trabajo anual.
  • Realizar Diagnostico Participativo, finalizando con un plan de trabajo con las organizaciones involucradas y un documento con el diagnóstico.
  • Redefinir la canasta de prestaciones a partir del diagnóstico participativo.
  • Difundir el programa con los equipos de salud, autoridades.
  • Definir el plan de trabajo con las organizaciones sociales.
  • Establecer la red intersectorial, definiendo los nexos y mecanismos de comunicación y de trabajo conjunto.
  • Efectuar actividades de rehabilitación.
  • Participar en las actividades del Salud.
  • Incorporarse al plan de capacitación asociado al Plan de Salud Comunal.